NUESTRA SEÑORA DE LA

MEDALLA MILAGROSA 

PARROQUIA - SANTUARIO

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Instagram Basic Black

HORARIOS del TEMPLO

Mañana: de 7:30 a 12:00 hs.  

Tarde: de 15:30 a 20:00 hs.

Los 27 de cada mes, día de la Medalla Milagrosa: de 7:30 a 21:00

DIRECCIÓN

Av. Curapaligüe 1185

C1406DAL, Parque Chacabuco 

CABA - Argentina.

secretaria@medallamilagrosa.org.ar

Tel: 011-49212165
 

© 2018 Parroquia Santuario Medalla Milagrosa

El Santuario de la Medalla Milagrosa cuenta con un patrimonio único que enorgullece a la comunidad de Parque Chacabuco. Es el templo con mayor número de vitrales de la ciudad de Buenos Aires.

Sus casi 150 vitrales representan en su mayoría escenas de la vida de los santos y beatos de la Familia Vicentina, el movimiento espiritual heredero del carisma que inspiró San Vicente de Paúl. Muchos vitraux están destinados a relatar la vida y obra del Santo, que marcó la historia de la Iglesia y de Francia, nombrado por el Papa León XIII en 1885 como patrono universal de todas las obras de caridad.

Varios vitrales representan escenas de la vida de Santa Luisa de Marillac, cofundadora, junto con San Vicente de Pául de las “Hijas de la Caridad” (congregación de hermanas dedicadas al servicio y la evangelización de los pobres). Santa Catalina Labouré, una joven Hija de la Caridad, reconocida como la “santa del silencio” por haber mantenido durante toda su vida el secreto (sólo se lo manifestó a su confesor) de haber tenido el privilegio de ser la vidente a quien la Virgen le encomendó en 1830 la tarea de acuñar la Santa Medalla, y que luego sería conocida como la “Medalla Milagrosa”.

Los principales vitraux, ubicados en las puertas que separan el atrio de las naves del templo, representan las tres apariciones de la Virgen a Catalina Labouré.

También hay vitraux que contienen las imágenes de santos mártires, tanto de la Congregación de la Misión (San Juan Gabriel Perboyre y Francisco Regis Clet, misioneros martirizados en China) como también de algunas ilustres Hijas de la Caridad (Margarita Naseau, joven campesina considerada la primera Hija de la Caridad, las diez Hijas de la Caridad mártires en China, etc.).

El carisma vicentino inspiró a numerosas obras y movimientos que a lo largo de los siglos han congregado a laicos y consagrados con el fin de socorrer espiritual y materialmente a los más necesitados en los cinco continentes. Las Hijas de María, asociación laical que tuvo mucho que ver en la construcción de este templo, tienen vitraux alegóricos que las representan en su devoción a María y en su entrega a la difusión del culto a la Medalla Milagrosa.

El baptisterio cuenta con dos vitraux representando el pecado de Adán uno, y el bautismo de Jesús en el Jordán el otro, imágenes que hacen referencia al texto de la Carta a los Romanos: “Por un hombre entró el pecado en el mundo…  por un hombre hemos sido salvados”. (Cfr. Rm 5, 12-21).

Un artista catalán detrás de los vitrales

de la Medalla Milagrosa

A Antonio Estruch se le considera uno de los más destacados representantes de la pintura de historia catalana.Vino a la Argentina a  a principios del siglo XX dejando atrás una carrera de prestigioso artista plástico en Barcelona, luego de que su nombramiento como presidente de la Academia de Bellas Artes de Barcelona se truncara.

Se instaló en un principio en el noroeste argentino para realizar frescos en capillas. Luego ya instalado en Buenos Aires se dedicó a formar un taller de vitrales formando a su personal a cargo. 

Desde allí realizó numerosas obras de arte en vidrio, siendo la obra del Santuario de la Medalla Milagrosa su trabajo más grande en la ciudad de Buenos Aires. Otra obra que se puede visitar se encuentra en la Confitería "Las Violetas".

Su nieto Carlos Estruch quien continuó el legado familiar mantuvo el taller hasta comienzos de los años 2000. Hace unos años visitó el santuario y nos relató en primera persona anécdotas sobre la realización de los vitrales. Carlos cuenta que su abuelo le dijo que lo retrató en uno de los vitrales como uno de los angelitos. 

Durante largas horas diseñaron junto al primer párroco los bocetos que relataban las historias de las apariciones de la Virgen a Catalina Labouré, junto con la vida de nuestros personajes más destacados de la historia de la comunidad Vicentina.

En la foto de abajo se puede apreciar algunos de los bocetos a color originales realizados por Antonio Estruch que luego pasarían a realizarse como un rompecabezas en vidrio y plomo.

Detalle de los vitrales

Hemos fotografiado desde drones y clasificado el importante patrimonio artístico para lograr conservar en formatos digitales cada uno de los vitrales. Ese material gráfico fue distribuído con los miembros de nuestra comunidad y entre todos reconstruimos el relato que compartimos con Uds. para su disfrute y divulgación.