NUESTRA SEÑORA DE LA

MEDALLA MILAGROSA 

PARROQUIA - SANTUARIO

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Instagram Basic Black

HORARIOS del TEMPLO

Mañana: de 7:30 a 12:00 hs.  

Tarde: de 15:30 a 20:00 hs.

Los 27 de cada mes, día de la Medalla Milagrosa: de 7:30 a 21:00

DIRECCIÓN

Av. Curapaligüe 1185

C1406DAL, Parque Chacabuco 

CABA - Argentina.

secretaria@medallamilagrosa.org.ar

Tel: 011-49212165
 

© 2018 Parroquia Santuario Medalla Milagrosa

 Apariciones de 

 Nuestra Señora de la

 Medalla Milagrosa  

Catalina Labouré

Una Simple Mujer de Campo....ingresa a los 24 años en la Compañía de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul (Vicentinas) en París, Francia. A los tres meses, tiene lugar el encuentro con la Santísima Virgen, en la capilla privada de la casa Madre de las Hermanas (Calle del Bac. 140, Paris) En este lugar, la Santisima Virgen mostró el modelo de la medalla milagrosa, allí  sigue derramando sus gracias a todos los que piden con confianza. Luego de una Vida Oculta y dedicada por entero al servicio de los pobres, Catalina Labouré, Muere en Paris el 31 de Diciembre de 1876.  Fue Canonizada por el Papa Pio XII en 1947, Su fiesta se celebra el 28 de Noviembre.

 

Primera Aparición

A las 23:30 hs. del 18 de Julio de 1830 un Ángel en forma de niño la despierta con una muy buena noticia: "La Virgen te espera en la Capilla". Siguiendo su guía, que todo lo ilumina a su paso, Catalina llega a la Capilla. Se detiene ante el comulgatorio, entonces, arrodillándose en las gradas del altar con las manos apoyadas sobre las rodillas de la Virgen, vivió el momento más feliz de su vida. En diálogo confidencial, de una madre con su hija, María le dice: "Dios quiere confiarte una misión, tendrás que sufrir mucho. Pero no tengas miedo".

Con el anuncio de los malos tiempos que se acercan, de revoluciones y muerte, la Virgen señala un camino abierto a la esperanza: La Eucaristía.

"Vengan a los pies de este altar; aquí las gracias se derramarán sobre todas las personas que las pidan llenas de confianza y con fervor".

 

Segunda Aparición

El 27 de Noviembre de 1830 La Virgen Inmaculada se le aparece a Sor Catalina en la Capilla, durante la oración de la tarde. La manifestación celestial se presenta en tres escenas o momentos.

En la primer escena: María se presenta de pie sobre una semiesfera terrestre, aplastando con sus pies a una serpiente. Entre sus manos, a la altura del pecho, sostiene una pequeña esfera dorada que eleva y ofrece a Dios. En ese momento la Virgen bajó su mirada a los ojos de Sor Catalina. Entonces entendió sus palabras: "La pequeña esfera representa al mundo y a cada uno de nosotros, a quienes tiene siempre muy cerca de su corazón maternal".

En la segunda escena: Unos rayos de luz salen de las manos de María e iluminan el globo de la tierra sobre los que se asientan sus pies. Catalina oye una voz que le dice: "Estos rayos son símbolo de las gracias que María alcanza a cuantos se las pieden". A la Virgen le agrada escuchar nuestras plegarias, y sabe ser generosa con las personas que la invocan. Después, en torno a la aparición se forma un óvalo a la manera de medalla. Y Catalina observa cómo se inscribe en letras de oro una invocación a la Inmaculada Concepción, desconocida hasta enconces: "Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a Vos".

 

 

Tercera Escena: A continuación, la Medalla hizo un giro y Catalina vio la cara del reverso. En la parte superior una cruz corona la inicial del nombre de María. Debajo dos corazones: uno rodeado de espinas; el otro atravesado por una espada. En ese momento Catalina escucha claramente las palabras que detallan y explican la misión que la Santísima Virgen María quería conferirle:

" Haz acuñar una medalla según este modelo. Las gracias serán abundantes para las personas que la lleven con confianza".

Tercera Aparición

La Santísima Virgen  se aparece de nuevo a Sor Catalina mientras las Hermanas hacían la oración a las cinco de la tarde, en la Capilla.  Esta aparición recuerda y confirma a Catalina  en la misión del 27 de noviembre: “Haz acuñar un Medalla según este modelo“. Y mientras la vidente intentaba descifrar el significado del reverso de la Medalla, escucha una voz: “La letra M y los dos corazones son lo bastante elocuentes”. En ellos contemplamos el amor y el dolor redentor de Cristo, compartidos por María al pie de la cruz; y también el signo del amor de una llamada que espera el amor de una respuesta. 

Qué significa llevar la Medalla Milagrosa

La Medalla Milagrosa es la única diseñada y acuñada por deseo de la Virgen María. Por eso, es garantía segura de gracias abundantes para las personas que la lleven con confianza. Llevar la Medalla bendecida, e impuesta por un Sacerdote, o delegado, implica invocar a la Virgen Inmaculada con la Jaculatoria: ¡Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a Vos!. Llevar la Medalla con fe es, ante todo, disponibilidad para escuchar a Dios como María, dejarse guiar por el Espíritu Santo y estar más atentos al clamor de los pobres y necesitados. Llevar la Medalla es aprender de María, Reina y Madre de Misericordia, a ser misericordiosos con los demás, como el Padre del cielo es misericordioso con cada uno de nosotros. Si la Medalla es un regalo, llevarla es una misión: desde un encuentro personal con Cristo y la conversión del corazón vivir el Evangelio como discípulos y misioneros. Llevar la Medalla es luchar por crear un mundo en paz, más humano, más justo y fraterno, empezando por la propia familia. Llevar la Medalla con devoción es vivir en gracia de Dios, y caminar por el mundo “con el corazón puro y las manos limpias”, donde no importa lo que uno es, sino cómo vive lo que dice que es. No olvides: en los malos tiempos y también en los buenos acércate al pie del Altar, donde Jesús en la Eucaristía te espera con el buen vino de la gracia y de la vida en abundancia.

 

Comparte tu gratitud por

las Gracias recibidas

 

Si sientes que Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa te ha bendecido de una manera es-pecial concediéndote las gracias que le solici-taras con fervor, comparte tu testimonio.

Completa tus datos en el formulario adjunto, pronto uno de nuestros colaboradores te llamará.

Si nos autorizas, publicaremos tu testimonio que servirá para inspirar a otros necesitados que imploran por la intercesión de María.

No olvides completar los datos para que podamos contactarte.

Gracias!

 

 

 

 

 

Testimonios de gratitud:

El 04 de Octubre de 2001 nació mi hija Valentina de 7 meses. Al mes pasó a terapia intensiva por un virus hospitalario. Rogamos tanto a la Virgencita que salió de este cuadro y hasta el día de hoy nunca más volvió a un hospital. Por eso le agradecemos cada día de nuestras vidas su milagro concedido y damos testimonio de la bondad de nuestra Virgen de la Medalla Milagrosa.

Cecilia 22/3/17

El 11 de septiembre mi hija fue baleada de gravedad con varias heridas en órganos vitales como su corazón. Esa madrugada desesperada llamé a mis ex compañeros de escuela porque sabía la extremada gravedad para que recemos por la intercesión de la Medalla Milagrosa . Todos sus rezos hechos con el corazón ayudaron al equipo médico para que mi hija se salvara.

Lucrecia 24/11/16

 

 

 

Gracias a las peticiones que hice a la Virgen, haciendo la novena, mi marido se ha curado de un tumor. Se lo diagnosticaron a tiempo, antes de dar síntomas y pudo extirparse completamente del páncreas sin dejar alteración de la función pancreática. Una bendición

Mariana 9/3/16

 

 

Gracias Virgen Santa por estar acompañándome en los difíciles momentos que nos han tocado vivir y por la rehabilitación Milagrosa del ACV que sufrió mi madre recientemente. Protégela para que siga avanzando en su recuperación!

Alicia 7/12/15

 

 

En la madrugada del 27 de noviembre, mi padres, su mujer y su hija y mi abuelo, sufrieron un accidente en la ruta rumbo a Córdoba. A los 211 Km de la ruta 9 una mala maniobra de un camión más la tormenta desencadenaron una maniobra brusca que llevó al automóvil descontrolarse y dar vueltas por los aires. El vehículo quedó destrozado, pero todos los pasajeros salieron ilesos. Mi papá al nos contó que cuando el auto dejó de dar giros y vueltas, bajó a abrir una de las puertas traseras para sacar a las chicas y lo primero que vio fue una medallita de la Virgen que él desconocía porque jamás sabía que tenía una dentro del auto. Créase o no, el milagro ocurrió y no soy de creer en las casualidades. Esa medallita no estaba allí de la nada. Para nosotros fue una señal y la prueba de que ella los estuvo protegiendo de la misma manera en la que nos protege mi abuela materna, Lucía Rodriguez, desde que nos dejó físicamente. Damos gracias a la Virgen y le agradecemos profundamente el acompañamiento en esto que nos tocó vivir en el día de hoy. Desde este humilde lugar, creemos necesario el hecho de contar esta experiencia porque se suma a la lista de hechos similares donde la protección de la Virgen es real, es palpable y no es para nada ficticia..

Evelyn 27/11/15

El domingo 25 de Abril del 2010 a las 18 Hs. Osvaldo viajaba con su abuelo desde Paraná a la provincia de Buenos Aires cuando una camioneta los envistió de frente. Los dos salieron expulsados de vehículo atravenzando el parabrisas delantero.

El abuelo perdió la vida, pero Osvaldo fue trasladado con displaxia pelviana y fisura frontal del cráneo al hospital de la capital Entrerriana. Cuando el adolescente salió del quirófano, su pronóstico era reservado porque se enontraba en coma farmacológico. El jóven fue encomendado a la Virgen de la Medalla Milagrosa y a los pocos días volvió a sonreir. Recientemente, cuando era operado para colocarle una nueva prótesis craneana los médicos no encontraron secuelas del accidente. La familia agradece la intervención del equipo médico y el amor recibido durante las oraciones dedicadas a la Virgen de la Medalla Milagrosa que los acompañó en todo momento.

Osvaldo 27/09/10